Ley de Servicios Profesionales

el . Publicado en Últimas noticias

El Presidente del Gobierno, en su comparecencia parlamentaria del pasado 17 de noviembre, fijó para el primer trimestre de 2011 el plazo de presentación de la Ley de Servicios Profesionales (LSP). Un día después, el Consejo de Ministros acordaba en el calendario legislativo que el Proyecto se aprobase en el mes de febrero. La situación actual parece indicar que estos planes se han retrasado ligeramente y el documento será previsiblemente tramitado en el mes de Marzo.

Según el borrador de Anteproyecto de LSP al que hemos tenido acceso (documento fechado en 15/12/2010), esta Ley supondrá una reforma estructural en el sector de los servicios profesionales, con el objetivo de generar más competencia, mejorar la competitividad de la economía española y aumentar su productividad.

Las líneas generales de esta reforma incluyen:

 

  1. Modificar el marco regulatorio general de los servicios profesionales, con efectos a futuro.
  2. Ajustar con rigor el ámbito de las reservas de actividad a los criterios de necesidad y proporcionalidad.
  3. Ajustar con rigor el ámbito de las obligaciones de colegiación a los criterios de necesidad y proporcionalidad y respaldar el modelo ya existente de coexistencia de colegios voluntarios y obligatorios.
  4. El nuevo modelo de regulación de las atribuciones profesionales de la ingeniería.

 

En este último aspecto, la LSP admite expresamente que todos los titulados en ingeniería tienen reconocidas facultades para realizar cuantas funciones le atribuya la normativa vigente a cualquier rama de la ingeniería. Bajo este modelo, y partiendo de que todos los titulados en ingeniería comparten un núcleo común de conocimientos suficiente para habilitarles a realizar todas las funciones que tienen los ingenieros, cualquier ingeniero estaría habilitado para cualquier actividad profesional de las que ahora están reservadas a los ingenieros en sus distintas ramas y especialidades.

En un nuevo marco legislativo que busca reducir significativamente las actividades con reserva, los ingenieros seguirían siendo profesionales con reserva de actividad pero todos bajo un único y mismo paraguas: INGENIERO.

Con respecto a la obligatoriedad de colegiación, el borrador al que hemos tenido acceso indica que como línea general sólo se mantendrá en el ámbito sanitario y jurídico. El borrador incluye un anexo donde se listan profesiones que actualmente tienen colegio (incluidos los colegios de ámbito autonómico todavía sin Consejo General como es el caso de los Ingenieros Químicos) y profesiones que mantendrían la obligación de colegiación, estando esta segunda lista vacía por lo que desconocemos si se trata de una decisión todavía no totalmente cerrada por parte del ejecutivo.

En este orden de cosas, la CODDIQ y la Comisión Gestora de Creación del CoCIQ (Consejo Nacional de Colegios Oficiales de Ingenieros Químicos) tienen previsto reunirse con el Director General de Política Económica, Ministerio de Economía y Hacienda, a finales de este mes de Febrero para evaluar la situación de los Ingenieros Químicos bajo este inminente nuevo marco legislativo.

 

 

borrador del anteproyecto de ley